CARBONERO COMÚN

Nombres asturianos:

Veranín (general), Abeyerucu (Cabranes), Martarinete (Colunga) Abeyerín (Casu), Carboneru (Uviéu), Abeyeru (Infiestu), Rebozau (Piloña, Villamayor), Picaveyu (Oriente), Benarriz (Villaviciosa) Garduñón (Serín, Xixón)




TAXONOMÍA: Taxonomía del Carbonero Común.
Reino: Animal
  • Filum: Cordados
  • Clase: Aves
  • Orden: Passeriformes.
  • Familia: Paridae
  • Género: Parus
    • Especie: Parus major.||
    • DESCRIPCIÓN:.
      Carbonero Común.
      El Carbonero Común, Parus major, es el más abundante de los páridos que viven en la Península Ibérica. También es el de mayor tamaño y actitudes más agresivas y vivaces. Fácil de identificar, llama en seguida la atención el negro lustroso de la cabeza con un tono ligeramente azulado que se extiende por la nuca y hacia adelante formando un collar. El mentón y la garganta son de intenso color negro, extendiéndose por el centro del pecho y vientre. Los carrillos son blancos y las partes inferiores amarillas. La espalda es verdosa y antes de alcanzar la nuca hay una ligera mancha amarillenta. También en las puntas de las plumas del dorso hay matices gris-azulados. El obispillo es grisáceo y las alas tienen las primarias y secundarias negras, pero con bordes azules. En las alas se aprecia bien una franja blanca formada por las puntas de las cobertoras, que son gris azuladas. La cola es azulada y negruzca, teniendo la pareja exterior de rectrices los bordes blancos y una mancha blanca la penúltima.Las hembras poseen una distribución general del color igual que los machos, pero su tonalidad es más apagada. La cabeza es negra, pero no tan brillante ni azulada, más bien negro humo, y lo mismo sucede con la franja que corre a lo largo del cuerpo desde la garganta al vientre que es, además, más estrecha y con bordes peor definidos, no extendiéndose tanto como en los machos ni llegando a los muslos. Este rasgo es el mejor para la identificación y se aprecia bien mientras se observa al Carbonero moviéndose por entre las ramas de los árboles. Algunos machos tienen extraordinariamente extendido el color negro de las partes inferiores, lo mismo en la garganta que en el pecho y vientre, y la separación de las hembras es muy fácil. Los jóvenes se parecen mucho a las hembras adultas, con el negro de la cabeza sin brillo y algo grisáceo, teniendo en la nuca una apreciable mancha amarillenta. La espalda es pardusca y la línea ventral negra muy estrecha. Los carrillos y lados del cuello son amarillentos y la garganta y el mentón grises. ||
    • external image carbonero-comun-19392.jpg
      || CICLO VITAL:
      La reproducción comienza en la segunda quincena de abril y esos días ya hay puestas completas, pero la construcción de los nidos se inicia antes. En 54 nidos controlados en Asturias durante tres años (1971, 1972, 1973), 17 tenían las puestas completas en abril, 24 en mayo, 12 en junio y uno en julio. Había solamente uno cuya construcción empezó el 25 de marzo y se completó el 2 de abril, terminando la puesta de ocho huevos el 10 de abril. Es, pues, excepcional encontrar puestas en marzo y escasos los nidos ya en construcción. Algunos de los anotados para mayo eran repeticiones por depredación o inundación de los primeros. Esto lógicamente falsea las cifras y los resultados y no hay que entender que mayo contemple más nidos concluidos que abril. Algunas puestas de junio son ya las segundas de parejas que crían dos veces, en especial algunos años. Una sola puesta en julio es, sin duda, también segunda cría. Hay que admitir que en otras zonas peninsulares puede haber ligeras variaciones en las fechas. La construcción del nido corre a cargo de la hembra. Acompaña, eso sí, a su pareja y a menudo entra en el interior del agujero o hueco. No se puede decir que durante estos días el macho del Carbonero represente ante la hembra un cortejo especialmente espectacular. Todo se reduce a erizar las plumas del píleo y abombar el pecho, inflando el plumaje de manera que el intenso color negro de la garganta se pone aún más de manifiesto. ||
      || HÁBITAT:. El Carbonero Común tiene una amplia distribución en Europa, llegando hasta el norte de Escandinavia, donde puede ser local en el extremo más septentrional. Falta en Islandia. Su densidad es alta en todas partes y más en países meridionales, donde supera al Herrerillo Común, situación que no se produce, por ejemplo, en las Islas Británicas. En la Península Ibérica es común y numeroso en bosques y campiña arbolada. Localmente es muy abundante y hay, sin embargo, extensas lagunas en zonas de rala vegetación o en llanuras desforestadas. Se reproduce en Mallorca y Menorca, donde no es escaso, pero quizá falte en Ibiza. En el otoño e invierno es errático y parece ser que muchas hembras jóvenes están sujetas a movimientos dispersos de mayor radio que los machos. Estos permanecen en el lugar de nacimiento todo el año y a lo más se mueven muy poco. El anillamiento y las recuperaciones en el mismo lugar en días y meses consecutivos afirman esto. Los que viven en bosques de montaña a altos niveles bajan y se agrupan, vagando por la campiña arbolada, pero no rehuyendo también zonas de monte bajo y marismas. Son gregarios en esta época del año y con frecuencia vuelan én compañía de otros páridos. ||


    • || COSTUMBRES:
      Ya se ha mencionado algo sobre alimentación. La dieta es variada y no existe duda de que los insectos y sus larvas forman más del 80 por ciento de ella. En especial en la primavera. Son muchas las orugas que captura en las hojas de árboles y plantas de huerta, cochinillas de la humedad, minúsculos insectos, arañas y sus huevos, pupas de mariposas, abejas, abejorros, avispas, etc. En los pinares próximos a Zumaya (Guipúzcoa) atacados por la procesionaria se posan sobre los algodonosos nidos de éstas y los destruyen, buscando las pupas en su interior. Cuando las orugas nacen, también las atacan. Newstead, citado por Jourdain, estima que una pareja de carboneros puede destruir mientras ceba a los pollos no menos de 7-8.000 insectos, sobre todo orugas.
      Es muy agresivo y no es infrecuente que ataque otros nidos capturando pollos recién nacidos. A veces se ha visto extrayendo por un agujero de un nido uno de los pollos de un herrerillo o agateador. También se citan casos de carboneros matando a picotazos a herrerillos. Durante la noche duerme en grupos dentro de grietas, agujeros de árboles y muros y es muy aficionado a ocupar las numerosas cajas nido que ahora proliferan en los bosques de toda Europa. A partir del otoño se ven siempre numerosos carboneros que se acurrucan juntos en el interior de las cajas de madera.
      ||

    • || LOCALIZACIÓN: El Carbonero Común vive en plena campiña, pero es también pájaro de bosques de hoja caduca. Las grandes plantaciones de frutales son quizá su hábitat favorito y es una especie popular en parques, jardines, espesuras, setos y arboledas, incluso en el interior de las ciudades y pueblos. ||
    • Canto


      Hecho por Dakota Serrano Gonzalez de 1ºB.

      2011-2012